El Secreto de Avanzar y Evolucionar Espiritualmente

 

 

Muchas veces me escriben con la frase: He hecho las meditaciones, escucho las canalizaciones ... pero no sé que más hacer, no me siento mejor, ¿qué ocurre?

 

Bien, lo explico en profundidad en el vídeo, y los Guías nos regalan una canalización súper potente con una Bendición que te recomiendo muy mucho que recibas. Además es gratis :) jijijiiji

 

Me acuerdo cuando era niña, tendría unos 6 años. Mi padre nos llevaba a menudo a Huelves, el pueblo de mis abuelos paternos. Viajábamos 6 personas en un Simca 1.200 blanco (creo que antes tuvo uno 1.000 pero yo era más peque y no lo recuerdo). Si, 6 son muchas pero yo era pequeña y en esa época te ponían sobre las rodillas y ya no contaba tu plaza!!!

 

Recuerdo el calor sofocante dentro del coche, Te hacías una limpieza de cutis (si en esa época hubiera sabido que era lo hubiera pensado) y viajabas. ¡Todo en uno!

 

La banda sonora de cada viaje era una mezcla de:

_Papá ¿podemos bajar la ventanilla?._

_No niño, déjalo así que se mantiene la temperatura._

Y...

_¿Cuándo llegamos? ¿cuánto queda? ¿cuándo llegamos?_

 

Todo mentira, respirar dentro del Simca era como aspirar el aire que sale de una chimenea. Pero mi padre esa como los de la serie Cuéntame, de los de: comerás 2 huevos cuando seas padre 🤣🤣🤣

 

A lo que voy es que cuando somos niños queremos tener acción, y queremos llegar ya al sitio, y si no mejor que nos pongan a dormir. Si, ahora la gente suele poner pelis, juegos y vídeos, pero en mi época eso ni siquiera estaba inventado de ese modo.

 

Lo curioso es que cuando alguien (y me incluyo yo) empieza en esto del desarrollo y el mundo espiritual nos pasa lo mismo. Empezamos el viaje y queremos llegar ya. 

 

Y nos preguntamos una y otra vez ¿Cuándo llegamos?

 

También mantenemos la actitud de dejar la responsabilidad del viaje y de todo lo necesario para llegar al Padre. Y es por eso que entramos en bucles de queja y a veces llanto. Vamos igualito que cuando yo de pequeña necesitaba dormir o comer (verme era un show).

 

Lo que yo he aprendido es que cuando me quejo, no cambia nada. Ya no tengo a mi padre o a mi madre que resuelven mis necesidades o me dicen a secas que No (y punto). Ahora soy yo quien tengo que dar explicación y solución a mis problemas.

 

Exacto! eso es crecer espiritualmente. Es eso consiste

No en llorar y quejarte cuando no va mal, te sientes solo, abandonado y sin respuestas, no.

 

En eso no consiste

Sino en aceptar que no eres perfecto, las cosas no son siempre como querrías, pero estás en el camino y sólo tienes que seguir caminando.

Si, confiando en que es mejor caminar que sentarse a llorar y decir no lo entiendo.

 

Ojo, no digo que llorar sea malo, no.


Sólo digo que cuando llorar en plan "me enfado y no respiro" pues ... que no vale para nada, vamos.

 

Al final se trata de envalentonarse y entender que si has empezado a caminar, ya es más que cuando estabas sentado mirando como los demás caminaban, otros tropezaban y algunos se sentaban en el suelo a lamerse las heridas ... por años!

 

Si, tú estás haciendo casi seguro más que el 90% de la población mundial por evolucionar.

Ahora toca seguir, creer en ti y saber que este es un hermoso viaje que dura toda una vida

 

Y esa es la buena noticia, tienes toda la vida para descubrir todas las sorpresas, sincronicidades, personas y situaciones que aparecerán inesperadamente en cada recoveco del camino.


Disfruta querido caminante y como ya sabes: "¡Caminando se hace el camino!"

 

 


Escribir comentario

Comentarios: 0