· 

Cómo aplacar el Enfado (esa mochila emocional que cargas) en tu vida

Cómo aplacar el enfado, equilibrar el enfado, sanar la rabia y la cólera

 

Generalmente el enfado se entiende como una situación en la que entras en conflicto con otra persona y las dos quieren tener la razón. Sobre ese enfoque te diré que la verdadera razón por la que quieres convencer al otro no es que tengas razón. En realidad se trata de que te sientes infravalorado cuando se pone en duda tu opinión, ya que hay muchos puntos de vista sobre un mismo tema.

 

Estoy de acuerdo en que hay temas universales en los que podemos estar más o menos de acuerdo todos ... o no.

 

Por ejemplo que la violencia sea del tipo que sea no es beneficiosa, ni ayuda a nadie. Sin embargo es cierto que ante una injusticia personalmente prefiero responder con la fuerza que sea necesaria, a quedarme mirando con los brazos cruzados. Pero como ves, esto no es más que una opinión.

 

Somos almas eternas que venimos a experimentar en la tierra, a aprender a relacionarnos correctamente entre nosotros y sobre todo a aprender a amar. Por ello en el fondo la mayoría somos niños jugando a ser mayores y a tener la razón absoluta. ¿Reprocharías a un niño que ha roto su juguete o le alentarías a que aprendiese a jugar sin romperlo?

 

Hemos decidido venir aquí a interpretar diferentes papeles y aceptamos que a veces haremos de un juguete roto, y otras seremos nosotros los que lo rompemos.

 

Salir del juego del enfado, la ira, la rabia y todas las emociones negativas que hemos ido acumulando a lo largo de los años, es entrar en el Perdón y la Compasión.

 

Sé que no es fácil, pero también que es tu Ego el que se siente ofendido cuando su opinión no es tenida en cuenta, cuando no eres escuchado con toda la atención que desearías, cuando tus consejos no sirven y caen en balde roto.

 

Pero querido amig@ esta es justamente la vida que hemos venido a vivir. Una vida en la que todo no se da por seguro. Sino en la que tienes que aprender a valorarte y a valorar a los demás.

 

El respeto se aprende teniéndolo primero por uno mismo. Hazte una pregunta:

 

Si te tuvieras en una alta y sana autoestima, ¿te molestaría de veras que alguien o muchos no tuvieran en cuenta tu opinión sobre algo?

 

Y sin embargo ¿cuánto te ha costado en tu vida sucumbir a los efectos de la IRA?

 

 

 

 

Voy a hablar con más detenimiento en la charla del martes 30 enero en el Gran Casino de Aranjuez y podrás aprender:

 

 

  • Sobre el coste de dejarse aconsejar por el enfado y la ira
  • La carga que acumulas durante años y cómo influye en tus próximas decisiones
  • La culpa y tristeza que se esconde detrás del enfado

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0