· 

Conectando tu Intuición

Hoy quiero dar una vuelta más al tema de la intuición, que como sabes me apasiona y si tú lo estás leyendo eso que tenemos en común.

 

La gran pregunta siempre es: ¿Cómo sé cuando es mi mente o mi intuición? La verdad es que siempre hay parte de ambas, ya que la información para que se ponga en palabras va a pasar por esa zona del cerebro que es la que se ocupa de hacer cuentas (como ves en la imagen).

 

No hay nada de malo, es más yo creo que es una ayuda. Si sólo estuviéramos siempre en el lado creativo del cerebro, el lado derecho, estaríamos cantando, meditando .... si, la verdad es que estaríamos super felices!!!

 

Pero como ya has adivinado no hemos venido sólo a estar en estado Zen, sino a equilibrar esos momentos de bienestar donde todo es happy, con momentos de actividad, de esfuerzo y de sacar lo mejor de nosotros mismos.

 

 

 

En estos años he aprendido que la intuición te puede ayudar a comprender grandes lecciones que son personales y que sólo se pueden comprender desde el interior.

 

Si tienes que aprender a activar tu poder personal, es posible que actives situaciones en tu vida que te hagan sentir débil, manipulado o maltratado. Dependerá del tipo de experiencia que necesites tener, así serán los ingredientes para tu aprendizaje. En estos casos la intuición te estará enviando mensajes claros de "Despierta, calma, todo tiene un sentido y un porqué, tú puedes hacerlo, sólo tienes que pedir/dar/decir...", etc.

 

Pero ¿Cómo confiar en esa voz interna que es casi inaudible entre la cháchara constante en mi cabeza? te estarás preguntando. Voy a darte un listado de pasos que debes seguir si realmente quieres comenzar a activarlo. Sé que te encantan los pasos, o más bien a tu ego que ahora mismo está dando palmas de alegría. No te voy a mentir, los pasos para que funcionen necesitan que los sigas, los hagas y los practiques cada día. Si realmente quieres un cambio, tendrás que empezar por crearlo.

 

  1. Es imprescindible que crees un espacio de silencio cada día. Inicia con 10 minutos o 5, lo importante no es el tiempo, sino la calidad del mismo. En silencio, sin interrupciones de ningún tipo, ojos cerrados, llevas la atención a la respiración. Y simplemente observa que ocurre en tu cuerpo, deja que salgan los pensamientos sin juzgar ni hacer caso, deja que se expresen y que se vayan. Cuando te apetezca profundizar más, comienza con meditaciones guiadas.
  2. Cada día hazte una pregunta profunda sin superficialidad y deja que el silencio hable a tus células. Con el tiempo simplemente tendrás una certeza clara sobre esa situación. Algunas preguntas pueden ser: 
    • ¿Qué tengo que mejorar en mi vida?
    • ¿Cuál es la actitud que bloquea mi desarrollo?
    • ¿Porqué no consigo ...?
    • ¿Qué ha venido a enseñarme... mi pareja, madre, padre, hermano, colega, amigo..?
    • etc, deja que tus dudas surjan con el convencimiento de que eres capaz de responderlas.
  3. Olvida la mente y la lógica. Para activar la intuición debes dejar de lado el pensamiento racional, son casi incompatibles.
  4. Confía en ti como nunca antes lo has hecho. Eres un ser completo que está en aprendizaje a través de la experimentación.
  5. Disfruta de lo que hagas, la intuición va de la mano de la alegría, la sanación, el bienestar.
  6. Deja en pausa la queja, para crear una solución debes hacerlo desde un lugar diferente a donde se creó.
  7. Practica, practica, practica. Nadie nace aprendido pero todo se puede aprender si se insiste en ello :)

 

 

Además de la intuición hay otros pasos después como el contacto con tus Guías Espirituales. Este acto conlleva sanación  y conexión contigo mismo a un nivel mucho más elevado. La información, la toma de conciencia, el 3º lenguaje sin duda te aportan una solución definitiva, pues es el desarrollo espiritual a todos los niveles lo que hemos venido a experimentar en ultima instancia como almas.

 

Te voy a hablar un poco más sobre esto en el siguiente vídeo y me encantará que me transmitas tus dudas en los comentarios. 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0