· 

Cómo afecta el estrés a tus relaciones

Cómo está afectando el estrés a tus relaciones

 

 

 

El estrés ha sido bautizado como la Plaga del siglo XXI, y es que en el mundo occidental y países desarrollados es la causa de un sinnúmero de enfermedades.

 

Seguro que ya conoces los estragos que causa en tu cuerpo físico. Las más habituales que ya conoces son las tensiones, contracturas, dolor abdominal, migrañas … seguro que tú puedes añadir aquí unas pocas más.

 

Además de los males que te causa a ti mismo, ¿te has preguntado alguna vez cómo está afectando a tus relaciones? Eso es lo que quiero tratar contigo hoy.

 

Cuando vas acumulando estrés no sólo es tu cuerpo el que se resiente, sino también tu mente y tus emociones. Los pensamientos comienzan a ser repetitivos, y ¿adivinas que pensamientos son los que repites? Exacto, lo más negativos.

 

El estrés hace que unas gafas de color negro se coloquen sobre tus ojos, y comiences a verlo todo de color negro. No me negarás que en las etapas en tu vida en que estabas soportando una carga adicional de responsabilidades, todo te costaba más.

 

Lo mismo ocurre cuando te relacionas con los demás, ya no eres la persona alegre y risueña que eres cuando estás feliz y despreocupado. El modo en que te relacionas con los demás cambia porque tu punto de vista sobre ti y sobre tu mundo cambia.

 

Cuando estás colapsado por un estrés continuado comienzas a Proyectar en los demás tus emociones de estrés.

 

Es entonces cuando te parece que esa persona te ha mirado mal cuando le preguntaste XXX, o te ha parecido que la respuesta de tu compañero de trabajo ha sido hosca, o quizá estás viendo un anuncio o una película y sin razón aparente te echas a llorar.

 

Eso mi querido amigo es ESTRÉS, y ese es el modo en que afecta a tus relaciones.

 

No eres tú, ni es El/Ella… Sin duda es el Estrés.

 

Ahora te voy a proponer una sencilla práctica que puedes implementar en tu día a día para identificar si el estrés está jugándote una mala pasada.

 

Cuando te relaciones con alguien, o bien cuando ese “encontronazo” ya haya ocurrido, hazte una pregunta interna:

 

¿Si hoy tuviese todo el tiempo del mundo, no tuviese ninguna responsabilidad que atender, y me sintiera en paz y relajado … haría ese juicio negativo sobre esa persona/situación?

 

De ese modo podrás darte cuenta con facilidad cuando es el estrés el que está tomando el control de tus relaciones y poniendo impedimentos en tu vida social.

 

No permitas que el estrés sea también la plaga que te tiene enfermo, dedícate unos minutos al día para respirar en silencio o meditar. Tómate un descanso de 5 minutos en medio de tu jornada diaria simplemente para mirar un bonito paisaje.

 

Y recuerda toda situación tiene solución si cambias el enfoque y la actitud

 

El mundo es una proyección de tus creencias, y el estrés se ocupa de llevarte al límite para que al final recuerdes que SIEMPRE: Tú tienes el poder de cambiar.

 

 

 

Comenta tu experiencia, ¿eres adicto al estrés? :)

 

Aquí tienes la 1º charla del Ciclo sobre las Emociones y cómo hacer que sean tus amigas

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0