Sanando a mi Ego

 

Seguro que estamos de acuerdo en que no sabes qué hacer con el Ego. Probablemente te traiga de cabeza, nunca mejor dicho jajajaja pues se dedica a dar vueltas a la cabeza a cualquier asunto que le dejes.

 

Namaquiel nos ha explicado como el ego puede ser un sirviente fiel si te decides a darle el lugar que le corresponde: sirviente y no consejero.

 

La Conciencia es la que se ocupa de tomar las decisiones, las buenas. No el ego, la conciencia.

 

Así que con esa diferenciación es fácil elegir: Cuando tienes que tomar una decisión usa tu Conciencia. Ya sabes meditas, entras en silencio interior y te permites que llegue lo mejor para ti. Para las tareas materiales deja que tu ego se ocupe. Te avisará de cuando tienes que dormir, comer, ir a la compra, pagar esa factura, etc.

 

La mente tiene la costumbre de pensar, y eso está bien cuando tienes que acordarte de cosas. Pero no para reflexionar sino para usar la lógica.

 

Lo digo porque yo antes de empezar a trabajar con la energía tenía la manía de pensar en una situación e imaginar las múltiples posibilidades que podrían ocurrir y cómo las podría yo resolver. Luego en la mayoría de los casos si no todos, las cosas o no ocurrían (directamente) o de forma mu diferente. 

 

Todo ese tiempo en dar vueltas, que no pensar, en elucubrar situaciones, que no imaginar .. todo a la basura. Pero  ... y lo bien que me lo había pasado? pues tampoco porque por ese entonces imaginaba en plan negativo así que se juntaba el hambre con las ganas de comer.

 

Después me di cuenta de que eso era un drama de control. Y eso se sanó y se solucionó cuando me fui tratando durante años con energía, en ese caso Reiki.

 

Lo bueno es que tú no tienes que pasar años, y puedes ir al origen de esas creencias limitantes que te hacen pensar que la solución está en tu ego, con la Energía de Conversión a Tiempo 0.

 

Te devuelve a tu origen, cuando en tu ser todo eran risas y chascarrillos. Cuando no pensabas que había algo mal en ti y por eso no sentías que alguien te rechazaría.

 

No es inmediato, y si piensas que en un mes vas a ser el Dalai Lama ... por favor no hagas click aquí

Si lo que buscas es una maravillosa herramienta, fácil, sencilla que con 15 minutos al díaa te ayude a resetearte sin tener que pensar qué tienes que sanar, entonces el Taller Reconvirtiéndote es para ti.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0